Mi cesta
Tu cesta está vacía

Estirar en los entrenamientos de fuerza

¿Cuáles son los beneficios del estiramiento?

Estirar es una de las mejores formas para mantener los músculos saludables y, aunque la mayoría de las personas que practican deporte ya conocen su importancia, aún muchas no estiran o no lo hacen correctamente.

Estirar prepara a nuestro cuerpo  para la actividad física que vamos a realizar a continuación. Además, conlleva muchos beneficios para nuestro cuerpo y nuestra mente, por lo que es algo que debemos incluir en nuestra rutina de entrenamiento.

¿Cuáles son los beneficios del estiramiento?

  • Reduce el riesgo de lesiones.
  • Mejora la postura del cuerpo, ya que mejora el equilibro muscular alrededor de la articulación.
  • Mejora la circulación. Al bombear más oxígeno a los músculos, se suministran también más nutrientes, y eso es algo absolutamente necesario para la recuperación muscular raápida.
  • Mejora el conocimiento del propio cuerpo.
  • Prepara la musculatura para la actividad física.
  • Previene el dolor muscular después del ejercicio, ya que aumenta el suministro de sangre y nutrientes a los músculos y cartílagos.
  • Reduce la tensión muscular.
  • Reduce el colesterol malo en venas y arterias.
  • Bienestar general. El estiramiento es una forma muy ligera de hacer ejercicio, que ayuda a la producción de endorfinas en el cerebro.

La importancia de estirar correctamente

Es muy importante, para que el estiramiento sea eficaz, que éste se realice correctamente. Para ello, hay que dedicarle unos 15 minutos y cada estiramiento debe durar alrededor de 30 segundos.

Consejos a tener en cuenta para estirar correctamente:

  • El estiramiento no debe doler. Hay que mantener cada estiramiento en un punto de tensión leve y poco a poco ir aumentando la tensión.
  • Estirar todos los músculos del cuerpo, y no sólo los qu ehemos trabajado más a fondo.
  • Ten en cuenta la respiración. Durante el estiramiento debemos respirar de modo profundo y regular.
  • Realizar el estiramiento de forma estática, manteniendo la posición y sin rebotes ni movimientos bruscos.
  • No estirar si has sufrido una lesión muscular o esguince de ligamentos, ni después de una fractura reciente.

La pérdida de flexibilidad se va acentuando con el paso de los años, por eso es muy importante que incluyas los estiramientos en tu rutina de entrenamiento. Así que, ahora que ya sabes las claves principales del estiramento, no esperes más para ponerlas en práctica.